Presentación del proyecto

“Non dago Mikel” analiza la desaparición y muerte de Mikel Zabalza en 1985 y el empleo de la tortura en las comisarías españolas durante la democracia.

Sus protagonistas son la familia de Mikel Zabalza, testigos directos de los hechos, y sus sobrinas, depositarias de la memoria de Mikel. También Ion Arretxe, vecino de Errentería detenido junto a Zabalza.